Perez Lara mayo 2, 2017 No hay comentarios

valor asegurado poliza de hogar

Para establecer el valor adecuado en una póliza de hogar en Colombia, primero que todo se debe tener en cuenta que en Colombia, los seguros cuentan con un principio general, el cual tiene como base el que la indemnización debe corresponder a lo que efectivamente se pierde. Esto quiere decir que el objetivo del seguro es resarcir las pérdidas que sufra el asegurado, como consecuencia de un siniestro, amparado bajo la misma póliza contratada.

Asimismo, en una póliza de hogar se debe tener un interés asegurable, y esto quiere decir, que se debe contar con la propiedad (ser el dueño del bien asegurado), puesto que a falta de este, se pierde el derecho a la indemnización. No obstante, existe la posibilidad de tener un beneficiario oneroso, cuando existe una hipoteca, pignoración o demás figuras legales, mediante las cuales se toma un crédito y parte o la totalidad del bien, se encuentran endosados a favor de entidades crediticias, legalmente constituidas y autorizadas para funcionar en el país, con la respectiva cláusula de renovación automática.

Póliza de hogar

Las pólizas de hogar, como todo contrato de seguro, contienen unas cláusulas, mediante las cuales se establecen las condiciones generales y particulares; ello quiere decir, y por tratarse de un contrato de adhesión, que la aseguradora establece las condiciones y el asegurado, tomador y beneficiario, las acepta y se acoge a las mismas.

Es así como encontramos, que para el caso específico de los apartamentos, el valor asegurado en una póliza de hogar debe corresponder a la suma de dinero necesaria, para reconstruir el mismo en caso de siniestro, teniendo en cuenta, que la mayor parte de la construcción del apartamento, corresponde a áreas comunes, ya que entre otras la placa del piso, el techo y las paredes que hacen parte de la estructura de la copropiedad, son bienes comunes y por lo tanto no son de propiedad del eventual asegurado, dejando de existir el interés asegurado, sin desconocer el porcentaje que por derecho propio y establecido en la escrituras, corresponde a cada copropietario (coeficiente).

Por lo tanto encontramos que aproximadamente entre el 25% y 35%, del valor comercial del apartamento, es lo que debe establecerse como suma asegurada para la edificación (reconstrucción) de cada apartamento. Es por ello que desafortunadamente, la inmensa mayoría de la pólizas que se suscriben con las aseguradoras, establecen un valor asegurado inadecuado, lo cual conlleva a que en caso de siniestro, eventualmente se aplique la cláusula del supra seguro y no se reconozca el pago de la indemnización, sobre el valor asegurado establecido en la caratula de la póliza y que espera la persona afectada (asegurado/ beneficiario).

Tan es así que encontramos cláusulas que indican a manera de ejemplo: El presente contrato de seguro (póliza) ampara única y exclusivamente, en el caso de la edificación, la parte de la vivienda de propiedad del asegurado y por lo tanto los siniestros (pérdidas), ocurridas sobre partes de la construcción que sean de propiedad o uso común, únicamente cuentan con cobertura sobre la proporción y derecho, que sobre las mismas tenga el asegurado, lo cual es un porcentaje bajísimo, según se encuentre indicado y establecido en la escritura del apartamento o casa, cuando se trate de propiedad horizontal.  

Igualmente es importante hacer notar, que existen varias diferencias, en los clausulados de las aseguradoras, y por ello la recomendación es solicitar la asesoría a uno de los diferentes intermediarios de seguros, para el estudio detenido de todas y cada una de la cláusulas contenidas en los contratos de seguros, antes de contratar la póliza, para conocer en detalle el alcance de las coberturas, sub límites, deducibles y demás.

No obstante lo anterior, afortunadamente existe en el mercado una póliza de una reconocidísima aseguradora, la cual permite asegurar el inmueble por su valor comercial, es decir que la suma asegurada corresponda al valor por el cual se podría llegar a vender el inmueble, sin que se tenga en cuenta, la distribución de la suma asegurada, entre área privada y común, lo cual hace que efectivamente y en caso de siniestro, se indemnice al beneficiaro, por el valor real de la pérdida, descontando el respectivo deducible, (si aplica, según el amparo afectado) y se haga un verdadero y justo pago de indemnización.

Finalmente y dada la trayectoria, experiencia, idoneidad y capacidad técnica, de nuestra firma, los invitamos a contactarnos en nuestros correos electrónicos, para poder brindar la asesoría adecuada y tomar la mejor opción al contratar cualquier tipo de seguro.

Contacto

Seguros generales: tecgenerales@perezlara.com
Gerencia comercial: gerenciacomercial@perezlara.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *