Las copropiedades están compuestas por bienes comunes, que se encuentran expuestos a diferentes riesgos, entre ellos los de carácter catastrófico, por lo cual la Ley 675 de 2001, exige a las copropiedades asegurar estos bienes al menos contra incendio y terremoto, para garantizar la reconstrucción del mismo en caso de una catástrofe.

Los copropietarios de la edificación, comparten estos bienes, es decir que parte de su patrimonio está representado en ellos. Siempre se está bajo el riesgo de sufrir una perdida o deterioro en la copropiedad, por eso contar con un seguro, es contar con la protección para su patrimonio.

Las copropiedades pueden ser:

  • Comerciales
  • Residenciales

Solo cerca del 20% de las copropiedades de Bogotá, cuentan con este seguro.

edificios