Póliza de RCE para Empresas de Vigilancia y Seguridad Privada

polizas de responsabilidad civil

De acuerdo con lo establecido en el Decreto 356 de 1994, emanado por la Súper Intendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, todas la empresas que se encuentren debidamente inscritas en la Cámara de Comercio respectiva y registradas ante la citada entidad, deben contar con una póliza de Responsabilidad Civil Extracontractual, que contemple la cobertura, (Predios Labores y Operaciones) ante eventuales siniestros, producto del uso indebido de armas u otros elementos de vigilancia y seguridad privada, con un valor asegurado no inferior a cuatrocientos (400) salarios mínimos legales vigentes, con una vigencia de un (1) año; es decir que ante la ocurrencia de un hecho (siniestro) en que sean afectados los bienes o las personas, producto del uso indebido de las armas u otros elementos de vigilancia privada, tales como garret, arcos, gas pimienta, caninos, etc. (según la resolución otorgada por la Súper Intendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, en sus diferentes modalidades – fija, móvil, escoltas, medio tecnológico, etc.) y se dañen o afecten bienes de terceros o causen lesiones o muerte a las personas, bien sean usuarios del servicio o terceros, la póliza responderá civilmente (es decir monetariamente – indemnización) ante los dueños, los terceros afectados o sus causahabientes, siempre y cuando sea clara y evidente la responsabilidad que sobre tales hechos, se le pueda endilgar a la empresa de vigilancia.

Es importante hacer notar, que en la actualidad existen varias aseguradoras, que otorgan la póliza, pero no indican claramente si incluyen o no la cobertura de gastos médicos, dejando sin soporte legal a la empresa de vigilancia, para que pueda afectar la misma, en caso de siniestro, siendo precisamente este el espíritu del Decreto, citado en el encabezado del presente escrito.

Encontramos también, que algunas pólizas contemplan sub límites, para el amparo de gastos médicos, muy por debajo del valor asegurado contemplado en el Decreto 356 de 1994 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada e incluso con deducibles, que hacen inoperante las pólizas en caso de siniestro, teniendo ello como consecuencia, el que la empresa de vigilancia deba pagar y correr con estos gastos, a pesar de tener contratado un seguro.

Se puede afirmar, además, que la generalidad de este tipo de pólizas, contemplan un deducible, (dependiendo del amparo afectado), que, según la definición del Código de Comercio, es la suma que invariablemente corre por cuenta del asegurado (empresa de vigilancia), en caso de siniestro. Siendo así, los siniestros que estén por debajo del deducible pactado, no serán cubiertos en ningún caso por la aseguradora y de superar el mismo, se descuenta el deducible sobre el valor reclamado, sin superar el límite asegurada, para indemnizar la diferencia a los terceros afectados.

Por lo anteriormente citado, es recomendable el recurrir a un intermediario de seguros (agente, agencia o corredor), conocedor y experto en este tipo de seguros, para que brinde la adecuada y previa asesoría a la colocación de la póliza; así como para el acompañamiento en la presentación del eventual siniestro ante la aseguradora.

Para mayor información comuníquese con nosotros.

Fanpage Pérez Lara

Seguros de Responsabilidad Civil